Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Acepto

Maria Dueñas

LAS BASES NORTEAMERICANAS

A partir de la firma en 1953 del Pacto de Madrid, se establecieron una serie de convenios que permitieron a los norteamericanos posicionarse estratégicamente en la península, instalando bases aéreas y navales en Torrejón, Zaragoza, Rota y Morón, y una serie de enclaves menores dependientes de ellas, como el de Cartagena. Como contrapartida ofrecían ayuda económica para la España empobrecida de los cincuenta y el apoyo al régimen de Franco para abandonar el aislamiento internacional.

«Apenas llegó, tuvo la sensación de haber sido arrancado de cuajo de la realidad del Miércoles Santo junto al Mediterráneo y trasladado por arte de birlibirloque a un pedazo anónimo de su país. Ante sus ojos se abría lo que parecía una zona residencial suburbana de cualquier ciudad americana media. Casas modernas con tejado a dos aguas rodeadas de césped impoluto, bocas de riego rojas en las aceras y niños rubios en blue jeans jugando con un frisbee sobre la hierba.»
* * *