Maria Dueñas

María Dueñas dice que 'no tiene una fórmula' para ser una escritora muy leída 18 noviembre

La escritora ciudadrealeña María Dueñas ha asegurado hoy que "no tiene una fórmula" para saber los motivos que le han llevado a ser una de las escritoras con más libros vendidos en la actualidad.

En un encuentro con sus lectores en Ciudad Real, Dueñas ha confesado que "sólo por lo que me cuentan los lectores, la clave está en una mezcla de los personajes, que le resultan humanos, creíbles, con los que se empatiza fácilmente, porque yo me esfuerzo para que sea así, como los seres humanos: de carne y hueso, que tenemos nuestras miserias, nuestros minutos de gloria".

Por otro lado, ha agregado, "me hablan del ritmo narrativo, que pasen cosas, que haya quiebros inesperados, que nada sea previsible del todo" lo que, en su opinión, "hace que los lectores se sientan absorbidos por la novela".

María Dueñas ha admitido que los lectores también le suelen hablar de los escenarios, "que no son simples trasfondos, sino que son también protagonistas de las novelas" y, en este sentido, ha reconocido que busca "escenarios seductores donde hayan pasado cosas interesantes".

Acerca del éxito logrado no sólo por sus novelas, sino por su adaptación como serie de su primera obra 'El tiempo entre costuras', la escritora de Puertollano ha afirmado que "justo estaba empezando 'La Templanza' cuando se empezó a emitir, cuyo estreno se retrasó por efectos de las crisis, y yo intenté construirme un compartimento donde ponerme a escribir sin que me permeara nada de lo que estaba pasando".

Al ser cuestionada por sus lectores sobre si está ya pensando en escribir una nueva novela, ha asegurado que "no me da tiempo, tengo algo en mente, pero yo ya sabía que iba a estar liada con la promoción",

"La salida del libro ha sido simultánea en España y en América Latina y me he pasado el año yendo y viniendo, con lo que este año lo tenía bloqueado, pero ya tengo ganas de encerrarme y abordar una nueva aventura", ha concluido.

María Dueñas se ha reunido hoy en el salón de actos del Antiguo Casino de Ciudad Real, que se ha quedado pequeño, con los lectores de la actividad 'Tardes de Lectura' que desarrolla el Servicio Municipal de Bibliotecas del Ayuntamiento de Ciudad Real.

Al encuentro ha acudido la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, la concejala de Educación, Nohemí Gómez-Pimpollo, y la también escritora María Gudín, quienes han glosado las virtudes literarias de la escritora de 'El tiempo entre costuras', 'Misión Olvido' y 'La Templanza'.

Noticia publicada en: ABC.es
'La Templanza' de María Dueñas llena el Antiguo Casino 18 noviembre

maría dueñas

 

Dueñas se encontraba de nuevo con sus lectoras en Ciudad Real dentro de la promoción de su novela ‘Templanza’, un título que se refiere a la templanza que le falta a su protagonista, Mauro Larrea, y a un viñedo de Jérez donde adquiere esta cualidad humana. La escritora afirmaba que es la novela que más le ha costado escribir por la falta de referencias personales. En este sentido recordaba que para ‘El Tiempo entre Costuras’ tenía la historia de su madre, que vivió en Marruecos mientras fue protectorado y el tiempo histórico que marcaban los devenires de la protagonista, y para ‘Misión Olvido’ tenía su propia experiencia viviendo en un campus universitario.

Para ‘La Templanza’ necesitó investigar en la búsqueda de aspectos como los sonidos en las calles para crear el trasfondo de una historia que se desarrolla entre Méjico, La Habana y Jérez, pero que, aseguraba, ha resultado un proceso “muy gratificante”  para ella como escritora. 

El motivo que en su opinión une a los tres protagonistas de sus tres novelas es que se trata de personas que “pensaban que habían logrado un equilibrio” pero se ve roto, por “la guerra”, “el derrumbamiento de un matrimonio” o la crisis económica. Hay una situación que “les pone en el borde del precipicio” y ante la que tienen que “reconstruir” su vida. 

“No están escritas para mujeres pero sí me consta que son más mujeres las que me leen y escribo desde mi posición en el Mundo”, afirmaba Dueñas preguntada por el público femenino que esta tarde llenaba el Antiguo Casino. Estos encuentros forman parte para Dueñas de un modo de “reinterpretar” sus textos  a través de la conversación con sus lectores. “Es lo menos que podemos hacer los autores” después de que alguien decida gastar “su dinero y su tiempo” en interesarse por su historia. 

La escritora afirma sentirse “a gusto” en la capital, recordando que “desde el principio” los medios y las librerías se volcaron con ella. “Hay un trato muy cordial y cálido y vengo menos de lo que quisiera”, comentaba. 

Sobre el futuro, Dueñas afirmaba que no tiene en mente cuál será su próximo libro. Actualmente se encuentra de lleno en la promoción  de ‘La Templanza’ tras realizar por primera vez el lanzamiento de la novela de forma simultánea en España y América latina. Por este motivo aseguraba que tiene ganas de encerrarse y “abordar una nueva historia”.

Noticia publicada en: El Crisol de Ciudad Real
María Dueñas: «Me gusta la gente con coraje que pelea si vienen mal dadas para salir adelante» 18 noviembre

“Me gusta la gente luchadora, que saca el coraje cuando las circunstancias les vienen mal dadas y pelea por salir hacia adelante, por recomponerse y volver a caminar. Me gusta esa gente en la vida y de alguna manera eso lo vuelco en mis personajes”, aseguró ayer la escritora puertollanera María Dueñas, en alusión a los protagonistas de sus tres novelas.

Dueñas, que abarrotó de seguidores el Salón de Conciertos del antiguo Casino en un encuentro organizado por las Bibliotecas Municipales, expuso que “ninguno de los protagonistas de las tres novelas son héroes aventureros que, de pronto, deciden salir al mundo a buscar intrigas, incertidumbres o universos nuevos. Son personas que tenían sus vidas organizadas, que pensaban que habían logrado un equilibrio en todas la facetas” y que, por diferentes razones -un desengaño sentimental y el estallido de una guerra en el caso de Sira de ‘El tiempo entre costuras’, el derrumbamiento de un matrimonio en el de Blanca en ‘Misión Olvido’ y una quiebra financiera en relación con Mauro en ‘La Templanza’- se sitúan en “el borde del precipicio”, asomándose al abismo y a partir de ahí “ellos mismos se tienen que reconstruir”.

El título de su última entrega,  ‘La Templanza’, tiene que ver tanto con el nombre de un viñedo de Jerez -ciudad que es el escenario principal de la trama- como con la virtud de la que precisamente carece hasta el último capítulo el protagonista, Mauro Larrea, un hombre audaz que, tras convertirse en un rico empresario minero en México, se ve asolado por la sombra de las deudas y va “precipitado, arrebatado, ansioso al borde del precipicio constantemente, casi como con una bomba de relojería entre las manos porque si no paga lo que debe en unos tiempos establecidos todo le va a estallar”. En ese afán por salir adelante, porque no le pisen los talones, lo que no tiene es templanza, algo que al final encontrará en un terreno y una actividad que, en principio, eran totalmente ajenos a su mundo.

Personajes y trama
Con un amplísimo número de  seguidores de sus novelas en todo el planeta, Dueñas asegura no tener una fórmula de éxito pero confiesa que, por lo que le indican los lectores, la clave está en “una mezcla de varias cosas”. Por un lado, en crear personajes humanos, creíbles, con sus luces y sombras como todas las personas, sus “momentos de gloria y miserias, contradicciones y dudas”.  Otro de los pilares esenciales de sus obras es un ágil ritmo narrativo, con “quiebros inesperados y sin que nada sea previsible del todo”, a lo que se suman unos interesantes escenarios que “no son simples decorados, sino casi protagonistas de la novela también”.

‘La Templanza’, reconoció, ha sido su novela más laboriosa ya que, mientras que ‘El tiempo entre costuras’ conduce al lector al Marruecos del Protectorado donde vivió su familia con lo que tenía referencias muy próximas y en ‘Misión Olvido’ habla de la vida en un campus universitario norteamericano que ha conocido de cerca al trabajar como profesora universitaria, en su tercer título sitúa la trama en tres escenarios como el México “convulso pero apasionante” de la segunda mitad del siglo XIX, una Habana colonial rica y opulenta pero también con muchas contradicciones y el Jerez espléndido de las grandes bodegas. Son tres sugerentes escenarios pero con los que tenía vínculos menos fuertes y además retrocediendo un siglo y medio atrás, lo que requirió mucho trabajo de documentación y ajustes para recrear las ambientaciones. No obstante, estas dificultades se convirtieron para ella en un “reto apasionante”.

Aunque tiene más lectoras, lo que se debe a que el público femenino lee más novelas y quizás porque escribe desde su “posición en el mundo como una mujer y eso de una manera natural, casi orgánica, hace que las lectoras sientan una afinidad y empatía” con los personajes, con su sensibilidad, lo que cuenta y su manera de construir las historias, los hombres que se acercan a sus libros también se convierten en unos “apasionados” de la literatura de una autora que elogió la labor que realizan las bibliotecas y clubs de lectura de “aglutinadores sociales” descubriendo libros y autores a mucha gente. Para Dueñas, los encuentros con los lectores, además de ser un “banco de pruebas” en relación con lo que más gusta o lo que se ha entendido, es una muestra de gratitud de los autores ante un público que, siendo “enorme el mercado editorial, se decanta por tu libro y gasta su dinero y tiempo en disfrutar de tu historia”.

Noticia publicada en: Lanzadigital.com