Maria Dueñas

María Dueñas: «Me gusta la gente con coraje que pelea si vienen mal dadas para salir adelante» 18 noviembre

“Me gusta la gente luchadora, que saca el coraje cuando las circunstancias les vienen mal dadas y pelea por salir hacia adelante, por recomponerse y volver a caminar. Me gusta esa gente en la vida y de alguna manera eso lo vuelco en mis personajes”, aseguró ayer la escritora puertollanera María Dueñas, en alusión a los protagonistas de sus tres novelas.

Dueñas, que abarrotó de seguidores el Salón de Conciertos del antiguo Casino en un encuentro organizado por las Bibliotecas Municipales, expuso que “ninguno de los protagonistas de las tres novelas son héroes aventureros que, de pronto, deciden salir al mundo a buscar intrigas, incertidumbres o universos nuevos. Son personas que tenían sus vidas organizadas, que pensaban que habían logrado un equilibrio en todas la facetas” y que, por diferentes razones -un desengaño sentimental y el estallido de una guerra en el caso de Sira de ‘El tiempo entre costuras’, el derrumbamiento de un matrimonio en el de Blanca en ‘Misión Olvido’ y una quiebra financiera en relación con Mauro en ‘La Templanza’- se sitúan en “el borde del precipicio”, asomándose al abismo y a partir de ahí “ellos mismos se tienen que reconstruir”.

El título de su última entrega,  ‘La Templanza’, tiene que ver tanto con el nombre de un viñedo de Jerez -ciudad que es el escenario principal de la trama- como con la virtud de la que precisamente carece hasta el último capítulo el protagonista, Mauro Larrea, un hombre audaz que, tras convertirse en un rico empresario minero en México, se ve asolado por la sombra de las deudas y va “precipitado, arrebatado, ansioso al borde del precipicio constantemente, casi como con una bomba de relojería entre las manos porque si no paga lo que debe en unos tiempos establecidos todo le va a estallar”. En ese afán por salir adelante, porque no le pisen los talones, lo que no tiene es templanza, algo que al final encontrará en un terreno y una actividad que, en principio, eran totalmente ajenos a su mundo.

Personajes y trama
Con un amplísimo número de  seguidores de sus novelas en todo el planeta, Dueñas asegura no tener una fórmula de éxito pero confiesa que, por lo que le indican los lectores, la clave está en “una mezcla de varias cosas”. Por un lado, en crear personajes humanos, creíbles, con sus luces y sombras como todas las personas, sus “momentos de gloria y miserias, contradicciones y dudas”.  Otro de los pilares esenciales de sus obras es un ágil ritmo narrativo, con “quiebros inesperados y sin que nada sea previsible del todo”, a lo que se suman unos interesantes escenarios que “no son simples decorados, sino casi protagonistas de la novela también”.

‘La Templanza’, reconoció, ha sido su novela más laboriosa ya que, mientras que ‘El tiempo entre costuras’ conduce al lector al Marruecos del Protectorado donde vivió su familia con lo que tenía referencias muy próximas y en ‘Misión Olvido’ habla de la vida en un campus universitario norteamericano que ha conocido de cerca al trabajar como profesora universitaria, en su tercer título sitúa la trama en tres escenarios como el México “convulso pero apasionante” de la segunda mitad del siglo XIX, una Habana colonial rica y opulenta pero también con muchas contradicciones y el Jerez espléndido de las grandes bodegas. Son tres sugerentes escenarios pero con los que tenía vínculos menos fuertes y además retrocediendo un siglo y medio atrás, lo que requirió mucho trabajo de documentación y ajustes para recrear las ambientaciones. No obstante, estas dificultades se convirtieron para ella en un “reto apasionante”.

Aunque tiene más lectoras, lo que se debe a que el público femenino lee más novelas y quizás porque escribe desde su “posición en el mundo como una mujer y eso de una manera natural, casi orgánica, hace que las lectoras sientan una afinidad y empatía” con los personajes, con su sensibilidad, lo que cuenta y su manera de construir las historias, los hombres que se acercan a sus libros también se convierten en unos “apasionados” de la literatura de una autora que elogió la labor que realizan las bibliotecas y clubs de lectura de “aglutinadores sociales” descubriendo libros y autores a mucha gente. Para Dueñas, los encuentros con los lectores, además de ser un “banco de pruebas” en relación con lo que más gusta o lo que se ha entendido, es una muestra de gratitud de los autores ante un público que, siendo “enorme el mercado editorial, se decanta por tu libro y gasta su dinero y tiempo en disfrutar de tu historia”.

Noticia publicada en: Lanzadigital.com
La escritora María Dueñas será la invitada a 'Hablemos de Cádiz con…' 17 noviembre

Esta actividad del Consejo Social de la UCA, junto a la CEC y la APC, tendrá lugar el próximo miércoles 18 en el Parador Hotel Atlántico

 

La escritora María Dueñas será la invitada a ‘Hablemos de Cádiz con…’

El vicepresidente del Consejo Social de la Universidad de Cádiz y presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz, Javier Sánchez Rojas, y la presidenta de la Asociación de la Prensa de Cádiz, Libertad Paloma, han presentado esta mañana en el Rectorado una nueva edición del ciclo de encuentros Hablemos de Cádiz con... que, en esta ocasión, contará con la presencia de la escritora María Dueñas.

Este cuarto encuentro se celebrará el próximo 18 de noviembre a las 19:00 horas en el Parador Hotel Atlántico de la capital gaditana. La protagonista, María Dueñas, doctora en Filología Inglesa y profesora de la Universidad de Murcia, es conocida sobre todo por su novela El tiempo entre costuras que se convirtió, al poco de publicarse, en un fenómeno literario, con más de un millón de ejemplares vendidos y una serie de televisión. Posteriormente ha publicado otras obras, como Misión Olvido o La Templanza, cuya trama se desarrolla en unas bodegas de Jerez de la Frontera. Sus historias, traducidas a 35 idiomas, son un verdadero recorrido histórico por las diferentes épocas de sus personajes.

Hablemos de Cádiz con..., organizado por el Consejo Social de la UCA con la colaboración de la Confederación de Empresarios de Cádiz y la Asociación de la Prensa de Cádiz, quiere retomar el diálogo como vía de interacción entre las personas, como cauce para el análisis de la realidad.

El objetivo de este encuentro es dar una perspectiva social, científica, económica y comunicativa de la provincia gaditana, contando con las aportaciones de personalidades relevantes. De esta forma, se muestran las potencialidades de la sociedad, la estructura económica actual de la provincia, posibles vías de desarrollo, necesidades actuales o la imagen exterior de Cádiz.

Noticia publicada en: Universidad de Cdiz
'La templanza': de bestseller a ruta enogastronómica 17 noviembre

Mauro Larrea vuelve a empezar tras arruinarse como empresario en México. Por una carambola del destino, pasa a ser dueño de una viña, una casa-palacio y una bodega en el Jerez del siglo XIX. Aquella ciudad que llegó a acumular el 20% de las exportaciones del país gracias al archiconocido sherry. En su camino aparece la jerezana Soledad Montalvo, perturbadora esposa de un marchante de vinos londinense de la que se enamorara. Es el argumento central de La templanza (Planeta, 2015), el nuevo trabajo de la escritora manchega María Dueñas. Tras el boom de El tiempo entre costuras, con el que vendió unos 5 millones de ejemplares y fue traducida a 30 idiomas, la autora se ha inspirado en la atmósfera industrial de las bodegas del Jerez decimonónico para construir esta nueva novela. Aprovechando el éxito de libro, la empresa jerezana MaridaJerez, dedicada al turismo enogastronómico, ha organizado para el próximo sábado 7 de noviembre, Día Mundial del Enoturismo, la 'Ruta de La Templanza', una llamativa inmersión por el Jerez que describe la novela, por sus monumentos, por sus callejuelas, por su gastronomía y, especialmente, por el mundo del vino.

Siguiendo a los personajes del libro, "a través de Las citas de la novela, que iremos recordando en cada parada, Mauro Larrea y Soledad Montalvo nos enseñarán aquel Jerez, este Jerez, que tenía y tiene su referente íntimo y universal en su excepcional vino", mantienen desde MaridaJerez. En la experiencia, "recorreremos calles, visitaremos una casa palacio de la época, disfrutaremos de los principales monumentos de aquella y esta ciudad, degustaremos vinos y tapas en un típico tabanco, visitaremos una antigua bodega donde saborearemos la vejez de sus vinos y finalizaremos en una viña cercana, como La Templanza, disfrutando de la tierra, de la cepa, del paisaje, y del vino, y de un suculento almuerzo campero".

La ruta incluye un paseo guiado por los principales monumentos de la ciudad; visita a un tabanco para probar su vino a granel y sus tapas; visita guiada a la Casa Palacio del Virrey Laserna; visita guiada con degustación a una antigua bodega jerezana; y visita a una viña cercana para cata, prácticas de venencia y almuerzo con guiso campero. La jornada comenzará a las diez de la mañana en Cristina y su finalización tendrá lugar tras el almuerzo, hacia las tres y media de la tarde. Su precio es de 33 euros para conmemorar el 7 de noviembre -el resto de día será de 49 euros-. MaridaJerez informa que para la realización de esta ruta el día 7 de noviembre es imprescindible contar con la asistencia de, al menos, 20 personas adultas, mientras que el resto de días será suficientes cuatro personas como grupo mínimo. El desplazamiento a la viña corre por cuenta del cliente, aunque la empresa puede organizar un microbús para el desplazamiento si los clientes lo solicitan.

Más información pinchando aquí.

Noticia publicada en: LaVozdelSur.es